Estamos en paz

 



💛Dejaste de seguirme. Dejaste de amenazar. Me equivoqué: me fié y tú me fiaste. ¡Hay que ser inútil! Pero ahorré, saldé la deuda y descansé.

 

💚Dejaron de sonar las bombas. El zumbido permanente en mis oídos. Dejó de habitar el miedo en todo mi sistema digestivo.  Dormí. Respiré. Reviví. Adiós, guerra inútil.

 

💙Se te fueron cerrando los ojos muy lentamente, mientras tu característica sonrisa no perdió su curvatura natural. Nos dejaste, lentamente. Ve en paz. Todos a tu alrededor queriéndote hasta el final. Inútil sufrir cuando la vida ha sido tan plena.

 

💗Cerré sin portazo, de forma elegante, cargado de las cuatro cosas importantes que necesitaba para iniciar una vida nueva, pero con miles en mi cabeza. Tú dentro y yo fuera. Y en paz. Adiós, inútil.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Los dueños de las palabras

Bajantes

Enemigo atontolinao