Hipotenusa

 

Soy redondo: me acomodo en tus curvas, me adapto a tus indecisiones, rodeo los malos rollos y los convierto en globos, pelotas de ping pong o en botones de colores con los que atarme a ti para siempre. 

Soy el globo terráqueo para que vivas en mí, en un mundo inventado para tu felicidad.

Eres triángulo: equilátero a veces e isósceles la mayoría. 

Tus aristas se me clavan, me lastiman. Eres ceda el paso, a tu paso; pirámide de Keops para subirte a su puntita y tocar el cielo.

Todos tus lados duelen.

Eres la hipotenusa. Obtusa.

Maldita geometría.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sophora japónica

Los dueños de las palabras

Me lavo con agua clara y Dios pone lo demás