Intersección

 


Anmén

Ese aroma a café recién hecho.

Buena gente.

"Los Trigómez".

Ojalá charlemos esta noche.

Carmonio

Ese aroma a café recién hecho.

Buena gente.

"Los Trigómez".

Ojalá charlemos esta noche.


Antonio Gómez Gómez

Paseo de buena mañana. Me hago unos cuatro kilómetros y, a la vuelta, me tomo un café en el bar. El olor de ese bar es el de café recién hecho: un reclamo para los sentidos.

Luego compro el pan y el periódico. Tantos años comprándolos juntos que pienso que son como Carmen y yo. Inseparables. Yo sería el periódico. Carmen el pan.

Tengo recuerdos de mi infancia, pocos, pero todos ligados al salitre, la brisa marina y la pesca.

Soy buena gente. No me he metido con nadie y eso me ha hecho tener una buena vida. Cuatro amigos de los de verdad y la familia, mi ancla.

Me gusta el jamón a taquitos con mi vasito de vino a mediodía.

No veo el telediario porque el periódico me cuenta todo lo que necesito saber. Si es con un día de retraso no cambia mi vida.

Nos llaman "Los Trigómez" porque entre los dos sumamos tres Gómez en nuestros apellidos. Una peculiaridad.

Ojalá charlemos esta noche... como antes.


Carmen Gómez Tardón

Mis días más felices están en las vides, al lado de Rueda. Mi infancia entera. El vino estuvo siempre en mi vida pero tomo cerveza sin alcohol.

Paseo por la tarde. Pasear me limpia la mente. Paseo sin rumbo fijo. Y cuando vuelvo de pasear... meriendo mi café con un bizcocho, o rosquillas, o pastas... y, a veces, con compañía. Lo que más me gusta de la cafetera italiana es el borboteo mezclado con los aromas. Uno de los momentos especiales del día.

Veo el Telediario primera edición, segunda edición y tercera edición. La tercera edición viene con bandeja y cena.

Mi vida ha sido tranquila. La religión ha sido mi tabla de salvación. Me enseñaron el amor al prójimo desde el primer catecismo. 

Somos "Los Trigómez". Estoy tan acostumbrada a ese apodo que no sé ni cómo resulta. Una gracia que se quedó a vivir, con el Gómez Gómez y la Gómez Tardón.

Ojalá charlemos esta noche. Dejamos de hacerlo cuando nos hicimos inseparables.








Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Me cantas?

Pura proteína

Bochito