Sueño



SUEÑO

Era nuestro sueño infantil cazar mariposas que no se escaparan, comer chocolate sin límite, escalar montañas desde las que tocar nubes y aviones...
Entonces creíamos que seríamos futbolistas de élite, bailarinas de musical, investigadores de Nobel, la más bella novia feliz toda la vida comiendo perdices.
Que pintaríamos una vida de color, que a nosotros nada nos quitaría la ilusión, que venceríamos a los conceptos abstractos y feos que aprendimos en religión.

Era nuestro sueño infantil no crecer y no lo sabíamos.

--

Era nuestro sueño infantil tener un camión grande. Grande con mucha capacidad, muy, muy, muy grande, como a mí me gusta. Como el camión que tiene mi vecino Paco, en el que cabe mogollón de tierra. Puedo conducir mi camión por una carretera muy, muy, muy larga. Y cuando no le ponga tierra podré ponerle mucha, mucha mercancía. Un camión de mercancías. Suena bien.

Yo con el camión mirando al infinito... tan feliz.

--

Era nuestro sueño construir un mundo mejor. Nos levantamos aquella mañana y buscamos, entre la maraña de la ciudad, las necesidades más profundas: gente pobre, gente triste, basura, caos circulatorio, polución, empujones en las rebajas, caras de odio, altivos sin cuidado, normas sin cumplir, corruptos, papeles en el suelo, intoxicación permitida, niños sin rumbo, comida desaprovechada, jefes que sobran, palabras inadecuadas, insultos dañinos...

Y, de vuelta a casa, paz.

¿Por dónde empezar?
--


Era nuestro sueño convertir la casa familiar en un escenario de película donde disfrutar como siempre. Unas cortinas coquetas, cojines a juego, bonitos cuadros y ambientador.
Que la casa respire el mismo amor y vida real. Gente entrando y saliendo, incluso sin avisar, porque aquí se es siempre bienvenido. Que los niños la llenen de vitalidad... A ella, que es viejita...Que la quieran...
Luz a raudales y alegría.

Era un sueño.
Era un sueño.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Cielo mío

Bochito

Cabeza finita