Oídos de quita y pon



Oídos de quita y pon

Escucha a tu yo pequeño. Al auténtico.
Ése es el que sabe. 
El que da. 
El que sonríe. Como antes. Como siempre.

Escucha a tus mayores. A los grandes. A los que ya estuvieron allí.
Ellos son los que conocen.
Ellos sí lo merecen.

No les escuches a ellos.
A los necios. 
A los que intentan quitar la esencia de las pequeñas cosas.
A los que se empeñan en trazar líneas negras sobre tu dibujado paisaje. No perfecto, pero paisaje.

No escuches a tu yo feo. Al que te engaña.
Ése no tiene ni idea.
Ése que te despierta en la dura y oscura noche acechante. 
Te atormenta.
Te despista y te desvía del verdadero camino que quieres recorrer.

Cómprate unos oídos con interruptor.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Cielo mío

Bochito

Cabeza finita