Mi diminuto Dios





Mi diminuto Dios


"Yo creo que Dios es el viento; cuando el viento sopla, él habla" (Nsl)

El misterio del viento, el misterio de Dios. Lo que se sabe, lo que se desconoce y la necesidad de sentir un asidero en la vida.

"Cuando la música suena, él habla"

El misterio de la música, el misterio de Dios. Notas y melodías que impactan directamente en el corazón sin previa selección. La suma de las partes que construyen un todo armónico, melódico y sinfónico directo a la sensibilidad. Como Dios.

"Cuando el amor mueve el mundo, él habla"

Pequeños actos, ademanes, gestos que se extractan del entorno hostil y huraño. Acciones sin precio que son de verdad y consiguen devolver al mundo el sentido que todos le buscamos.
Sonrisas, caricias, abrazos... y las sonrisas, caricias y abrazos del corazón. Las auténticas cosas, las verdaderas...

Como cuando Dios existe.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Me cantas?

Pura proteína

Bochito